Viajar con tu mascota

Consejos para llevar a tu mascota en coche

Ya está aquí el verano y toca planear las vacaciones ya sea en pareja o con la familia, ¡pero nuestra mascota se viene! Hay muchísimos planes que podemos hacer para que nuestra mascota siempre vaya con nosotros y así disfrute también, evitamos así dejarlos en casa y también evitamos la preocupación.

Eso sí, hay que tener en cuenta una serie de normativas a la hora de viajar en coche ya que hay que tomar las mismas precauciones ya que es un ser vivo a bordo. Desde Kiwoko de Parque Comercial Fusión os queremos dar una serie de consejos para que tu mascota esté lo más protegida posible en los viajes en coche.

Tu mascota siempre debe ir con cinturón

Para asegurar la seguridad vial tanto vuestra como la seguridad de otras personas que vayan en carretera, debes asegurarte de que tu mascota no esté suelta por el coche. Siempre debe ir con un cinturón especial para perros en este caso y atados a un arnés, mejor que a un collar ya que el arnés asegura más agarre. Si tu mascota fuese suelta supondría una multa económica de más de 100 euros.

Tu mascota puede ir en el maletero

Tus animales podrán ir en el maletero del coche siempre que esté ese maletero adherido a los asientos. Además, debe ir separado por una rejilla de separación ya que si tu mascota es un poco nerviosa intentará traspasar esa distancia con tal de estar con vosotros. De esta forma, el animal se terminará por tranquilizar. Pero no solo eso, también conseguirás una mayor protección en caso de accidente.

Hidrata bien a tu mascota

Los viajes largos son duros tanto para las personas como para las mascotas, pero en los animales se acentúa mucho más así que haz paradas cada dos horas y proporciónale agua para que estén hidratados.

Los animales se ponen nerviosos en el coche y eso hace que jadeen mucho más y requieran más cantidad de líquidos.

Evitar alimentos antes y durante el viaje

Evita que tu mascota coma antes del viaje porque así garantizas que no se maree durante el viaje. Tampoco le des de comer durante el viaje ya que puede que todo aquello que coma lo vomite.

Una norma esencial: ¡Nunca dejes a tu mascota encerrada en el coche!

Normalmente siempre viajamos en verano y las altas temperaturas pueden jugar una mala pasada pero si además esto sucede dentro del coche puede suponer un riesgo mortal. Si necesitas comprar algo en alguna tienda de camino, saca también a tu mascota y átala fuera de la tienda, así por lo menos toma aire. En cambio, el coche mantiene mucho el calor y puede que doble la temperatura si no estamos con aire acondicionado por lo que nunca dejes a tu mascota dentro del coche mientras estás fuera.